• Lo compras hoy, lo recibes mañana

91 672 92 40

Carrito (0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

No tiene artículos para comparar.

¿Test de Antígenos?¿PCR?¿Test Serológico?

En los últimos meses recibimos a diario mucha información sobre el SARS-Cov-2 o la también denominada Covid-19.

Este virus que ha generado una pandemia con millones de casos positivos y de fallecimientos en todo el mundo se transmite de una forma fácil entre humanos por las gotas respiratorias que se producen al respirar, toser, hablar o estornudar y a través de aerosoles que contienen virus y se pueden propagar por el aire, especialmente en interiores poco ventilados.

El SARS-Covid-2 se detecta en las secreciones nasofaríngeas, incluyendo la saliva.

La enfermedad tiene una evolución:

  1. 1. Contagio: momento de contacto con el virus.
  2. 2. Incubación: periodo que tardamos en desarrollar la enfermedad que normalmente esta entre 5 y 6 días y se establece un rango de 1 a 14 días.
  3. 3. Sintomatología: los principales síntomas son fiebre, tos, disnea, cefalea, fatiga, pérdida del gusto y del olfato, etc. Aunque hay muchos casos de personas asintomáticas más difíciles de detectar y que sí que contagian el virus. De ahí, la importancia de la detección desde los primeros días.
  4. 4. Recuperación: normalmente, salvo en los casos que deriva a un Síndrome Respiratorio Agudo Grave, la enfermedad evoluciona hacia la recuperación y por tanto se reduce la capacidad de transmisión a los 14 días.

A nivel general, se considera que el inicio de la transmisión del virus comienza 1-2 días antes de comenzar con los síntomas.

Por tanto, una parte fundamental del control de esta pandemia es la realización de test para una rápida detección de los positivos y así poder tomar las medidas preventivas necesarias para reducir los contagios.

coronavirus-sample-procedure

 

Actualmente, se habla mucho de los tipos de test que existen para su detección pero, sabemos la diferencia de uno a otro? ¿Qué tipo de test está recomendado en cada caso? ¿Cuál es su eficacia? ¿Cuál es el método que emplea?

Todas estas dudas que nos surgen vamos a intentar despejarlas hablándoos un poco de los distintos tipos de test.

Lo primero es saber que los test se dividen según los que detecten en:

  • Test que detectan el virus en el paciente.
  • Test que detectan la respuesta inmunitaria que genera el cuerpo ante el virus.

Test que detectan el virus en el paciente

Dentro de los test que detectan el virus en el paciente existe: la prueba PCR y los test de detección de Antígenos.

Estos test nos sirven para detectar el virus en fase activa desde los primeros días del contagio.

Ahora os vamos a comentar las características de cada tipo de test.

PCR

Detecta el ARN del virus, es decir, la parte del virus donde va la información genómica.

Es la prueba que nos da una mayor sensibilidad y una alta especificidad. Por lo que el porcentaje de fiabilidad es mayor.

Requiere de unos equipos de tratamiento de la muestra muy especializados, el resultado tarda horas en obtenerse. Se realiza en un laboratorio especializado.

Permite un diagnóstico muy temprano (desde 2 días antes de los primeros síntomas).

Las muestras se pueden obtener: del tracto respiratorio superior (nasofaríngea y orofaríngea) o del tracto respiratorio inferior (del esputo o por aspirado).

pcr

TEST RÁPIDOS DE ANTÍGENOS

Estos test basan su método de detección en una técnica denominada inmunocromatografía que detecta las proteínas específicas que van en la envuelta exterior del virus.

Sus resultados son rápidos (normalmente entre 10 y 15 minutos) y nos da un resultado cualitativo, es decir, positivo o negativo, pero no nos permite saber la cantidad de virus, la carga viral.

Detectan la infección activa del virus en los primeros días, normalmente hablamos tras los 5 primeros días de los primeros síntomas.

Las muestras que se necesitan son diferentes según el tipo de test:

  • Tracto respiratorio superior: Nasofaríngea, orofaríngea y saliva.

La muestra nasofaríngea se extrae con un hisopo estéril (el bastoncillo) que se introduce por la nariz hasta el final de la cavidad nasal.

La muestra orofaríngea se extrae con un hisopo estéril (el bastoncillo) que se introduce por la boca hasta la faringe. Se tiene que evitar las zonas superficiales de dentro de la boca como la lengua, los dientes y las encías.

La muestra de saliva se toma escupiendo  sobre un vaso estéril la saliva inferior.

Una vez tomada la muestra se mezcla con la solución para la detección y se añade en el casette del test y se esperan los resultados que oscilan entre 5 y 15 minutos según el test.

 

ANTIGENOS

  • Sangre/suero:

En este caso hay que realizar una extracción de sangre, extraer el suero mediante técnicas de centrifugación en un laboratorio y añadirlo al test para la lectura del resultado.

Resultados:

Como hemos comentado anteriormente, estos test nos indican positivo o negativo por lo que la interpretación de los resultados nos puede dar tres casos: positivo, negativo o test no válido.

En caso positivo en el test se observan 2 líneas marcadas: línea del control (nos valida el test) y línea del test.

En caso negativo solo se marcaría la línea del control.

En caso de que no se marque la línea control, el test se da por invalido por lo que habría que repetir la prueba.

TEST QUE DETECTAN LA RESPUESTA INMUNITARIA

En el caso de los test que detectan la respuesta inmunitaria del cuerpo frente al virus, estaríamos hablando de los test de Anticuerpos.

Estos test son útiles para detectar si el paciente ha desarrollado inmunidad.

Son útiles a partir de los 7 días desde la aparición de los primeros síntomas.

En este caso también existen distintos tipos de test:

  • Test ELISA de Anticuerpos: utiliza una técnica de detección en laboratorio con un equipo y personal especializado.

Se realiza con sangre venosa o suero.

Los resultados tardan horas.

analisis

  • Test rápido de Anticuerpos: tardan unos minutos en darnos el resultado.

Se realizan por sangre de punción capilar o digital.

Nos mide cualitativamente (positivo o negativo) si existen dos anticuerpos en sangre que se generan en respuesta a la infección por SARS-Cov-2:

- IgM: se detectan a los 5-7 días tras el comienzo de los síntomas. Si sale positiva, es necesario confirmar con PCR si en ese momento se tiene la enfermedad.

- IgG: se generan a partir de los 14 días tras el comienzo de los síntomas. Este anticuerpo es el que nos queda en sangre después de “pasar” la enfermedad. Si solo sale este positivo y no tenemos síntomas, no sería necesario realizar otra prueba complementaria.

La interpretación de los resultados solo nos sirve para poder valorar el estado inmunológico de la persona, es decir, si ha tenido contacto con el virus y ha desarrollado anticuerpos, nunca para el periodo inicial de la enfermedad.

La obtención de un positivo en los test de Anticuerpos tampoco nos puede relajar a la hora de tomar las mismas medidas de prevención para evitar el contagio, ya que se están empezando a documentar casos de reinfecciones.

serologico

Por lo tanto, la mejor forma de evitar el contagio sigue siendo la prevención.

En resumen, existen distintos métodos y test para la detección de la Covid-19 que, siempre bajo criterio sanitario, nos permite medir la incidencia del virus o la producción de respuesta inmunitaria.

Es importante que ante cualquier síntoma compatible con Covid consultes con tu médico y para cualquier duda relacionada con este tema confía siempre en el personal sanitario.

Nosotros estaremos encantados de ayudarte y resolver cualquier duda al respecto.

Deja un comentario

¡Recibe las últimas ofertas!

Suscríbete de forma gratuita y recibe las últimas promociones de Farmarapid

(esta opción solo te aparecerá una vez)