• Lo compras hoy, lo recibes mañana

91 672 92 40

Carrito (0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

No tiene artículos para comparar.

Síntomas del embarazo en nuestra piel: ¿qué hacer?

Cuando nos quedamos embarazadas muchos son los cambios que sufre nuestra piel: nos salen estrías, varices (o arañas vasculares), se nos hinchan distintas partes del cuerpo (incluidos párpados), se nos oscurece la piel y, podríamos estar diciendo síntomas horas y horas, que nunca acabaríamos.

Ante todo, debemos resaltar que la mayoría de los cambios en nuestra piel durante el embarazo desparecen poco a poco tras dar a luz.

Sin embargo, ¿qué podemos hacer para prevenir, tratar y reducir según qué síntomas?

Una buena higiene

Es importante mantener una buena higiene en general, imagínate si estás embarazada. Una buena limpieza facial nos ayudará a evitar que salgan granitos. Una loción limpiadora puede ser la mejor opción, pero que sea suave, para utilizar entre dos y tres veces por día.


Una buena higiene no es sinónimo de higiene excesiva: lavar tu piel demasiado puede resecarla, pues jabones y geles se suelen llevar por delante todo el sebo generado por la epidermis.

Protección solar

En invierno también. Protegerse del sol es esencial, especialmente cuando estamos embarazadas, pues es la época de la vida en que más sensible es nuestra piel. El sol puede llegar a oscurecer los cambios que se producen en nuestra pigmentación durante el embarazo, por lo que debemos utilizar un protector solar en condiciones y cubrirnos con ropa transpirable y sombreros cuando salgamos a la calle.

Evitar el contacto directo entre las 11 – 12 y las 14 horas también es importante para nuestra salud cutánea, pues es cuando los rayos del sol pegan más fuerte.

Cuidado con el uso del maquillaje

El maquillaje es un gran aliado cuando se trata de disimular, corregir y dar luminosidad a nuestra piel, especialmente en esta época en que nos salen marquitas y manchas cutáneas. Sin embargo, debemos evitar aquellos maquillajes que contenga mercurio: basta con mirar la etiqueta con la composición de la fórmula para decidir si es un producto que nos hará bien, o no.

Ejercicio, una buena alimentación y cuidado de la piel

Es complicado tratar las estrías y, en gran medida, evitarlas cuando estamos embarazadas. Sin embargo, su aparición se verá disminuida si comemos correctamente y llevamos una dieta variada y equilibrada y si seguimos practicando ejercicio. De esta manera no cogeremos peso, que es debido a lo cual aparecen estas “cicatrices” en el cutis.

Además, utilizar soluciones como aceite de rosa mosqueta, un regenerador natural cutáneo, puede reducir la visibilidad de las susodichas estrías.

¿Cuándo los efectos del embarazo deben ser consultados con un profesional?

La mayoría de los síntomas que afectan a nuestra piel y nuestro cuerpo durante el embarazo están dentro de lo normal. Sin embargo, existen una serie de situaciones que pueden darse y, de ser así, deben ser consultadas a un especialista.

Si, por ejemplo, empezamos a sentir una picazón aguda, especialmente a partir del tercer trimestre de embarazo, puede ser que estemos sufriendo colestasis intrahepática, un problema del hígado que afecta a un pequeño porcentaje de mujeres embarazadas. Esta picazón puede venir acompañada de náuseas y vómitos, así como de cansancio y fatiga excesivos, falta de hambre o que la piel adquiera tonos amarillentos.

Llegados a este punto es muy importante consultar al médico, pues es una enfermedad que no afecta a la mamá, pero sí afecta al bebé.

Por otro lado, otro de los síntomas que afectan a nuestra epidermis cuando estamos esperando un bebé, es el oscurecimiento de la piel. Aun siendo un efecto normal y corriente, si viene acompañado de dolores, molestias, enrojecimiento y/o sangrado; o si tenemos un lunar que cambia de tamaño y forma con el paso de las semanas, debemos consultarlo también con nuestro médico de cabecera o ginecólogo.

Cuando estamos embarazadas, nuestro cuerpo tiende a hincharse y, como es normal, cogemos peso. Sin embargo, debemos controlar mucho los kilos que vamos cogiendo y siempre que apreciemos subidas fuertes de peso en poco tiempo, también debemos acudir a un profesional.

Cualquier remedio debe estar supervisado por un especialista

Tanto si tomamos la decisión de tomar medicamentos para evitar los síntomas que hemos comentado en este post, como si concluimos utilizar cremas para nuestra piel, siempre debemos consultarlo con nuestro médico, para que ellos nos lo supervisen, pues cualquier producto puede ser dañino para las embarazadas y nosotras no ser conscientes de ello.

¿Qué síntomas experimentaste tú cuando te quedaste embarazada? ¿Cómo los atajaste? ¿Tuviste que visitar a tu médico por alguno de los síntomas que hemos comentado? Cuéntanoslo en los comentarios y, si te ha servido, comparte.

Deja un comentario

¡Recibe las últimas ofertas!

Suscríbete de forma gratuita y recibe las últimas promociones de Farmarapid

(esta opción solo te aparecerá una vez)