• Lo compras hoy, lo recibes mañana

91 672 92 40

Carrito (0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

No tiene artículos para comparar.

Piel Atópica en Niños: tratamientos, lociones y otros consejos

La piel o dermatitis atópica es una enfermedad que inflama la piel y que, a su vez, provoca rojeces, picores, descamaciones y sequedad. No siempre se desarrolla igual, sino que se suceden brotes periódicos en que ésta se vuelve más grave.

La piel atópica en bebés y niños en general, se suele producir entre los dos y los tres meses de vida del crío, generalmente coincidiendo con el cambio de alimentación del niño.

El eccema o piel atópica suele producirse en distintas zonas del cuerpo de nuestros hijos, dependiendo de la edad que tengan:

  • En bebés lactantes, sobre todo en la cara: mejillas, alrededor de la boca, frente y en las orejas.
  • En niños de uno a dos años: cara, corvas (zona trasera de las rodillas), pliegues de los codos, muñecas, tobillo y cuello.
  • Niños a partir de los dos años: flexión de codos y rodillas, pliegues de las orejas, tobillos, muñecas, cuello y cara.


Tratamiento de la piel atópica

Si bien es cierto que no existe un tratamiento definitivo para los casos de dermatitis atópica, sí pueden reducirse sus brotes agresivos, aliviando así la piel de la persona afectada.

El tratamiento básico son los corticoides (en forma de cremas, lociones y pomadas) adaptados al tipo de lesión y la zona donde se ha producido: y para saber esto, mejor consultar previamente nuestro tipo de piel atópica con nuestro dermatólogo.

Otros tratamientos pueden ser: antihistamínicos orales con propiedades orales o tratamientos tópicos, antibióticos, fototerapia.

Cremas para pieles atópicas

Existe una gran variedad de cremas para pieles atópicas en el mercado, y en Parafarmacia Online Rivero no podíamos ser menos.

  • Atoderm Intensive Facial: hidrata la piel de la carita de tu bebé, una loción facial para utilizar a diario que contribuye a la regeneración de nuestro cutis y que reparar la barrera protectora de la piel.
  • Crema Hidratante Atoderm Intensive: para el cuerpo del niño. Aliviará rápidamente el picor de su dermis y crea una barrera protectora en la piel que reconstruye y reestructura la barrera natural de la piel.

Lamentablemente, cuando nuestros hijos sufren de piel atópica no sólo debemos usar cremas específicas para su epidermis, sino que también debemos hacernos con otros productos de higiene e hidratación especiales para estos casos:

  • Bioderma Atoderm Gel de Ducha: porque no podemos utilizar cualquier gel en la piel atópica de nuestros enanos. Suaviza y protege la piel, calmando la piel y reduciendo cualquier posible sensación de tirantez.
  • LetiAT4 Champú para Cueros Cabelludos Secos, con propiedades emolientes, calmantes y protectoras. Combate la descamación del cuero cabelludo seco, al mismo tiempo que facilita el peinado y aporta brillo al cabello.
  • LetiAT4 Crema Pañal. Repara la epidermis glútea tras el roce efectuado por el pañal, calmando posibles irritaciones, escoceduras y rojeces. Alivia, repara y crea una barrera ultraprotectora en la piel glútea del niño.
  • Concienciar a los niños. Cuando son bebés, los papás tenemos pleno control sobre ellos: sin embargo, cuando empiezan a tener uso de razón, debemos concienciarles de su problema: duchas frías después de realizar deporte, intentar no rascarse y el uso de cremas específicas a diario.
  • Mejor acariciarse, que rascarse. Debemos mantener siempre las uñas de nuestros niños muy cortas. De esta manera, la uña no tendrá contacto con la piel, sino la yema de los dedos.
  • Es importante tener en cuenta que un mal uso de los aires acondicionados en verano, una calefacción alta y, en general, los cambios bruscos de temperatura, pueden afectar y dañar la piel del niño.
  • Prestaremos atención a la alimentación del niño, pues ciertos alimentos son propensos a causarle brotes al niño: la leche, los huevos, algunos colorantes, los cacahuetes y demás, pueden ser problemáticos para niños con piel atópica.
  • Cuando el crío empiece a ir al cole, debemos informar al profesor de su enfermedad dermatológica, dejando un bote de crema específico en el cole para que se lo eche a nuestros hijos en caso de necesidad.

Piel atópica en niños: otras recomendaciones

Si bien es cierto que el eccema o piel atópica no puede curarse, si seguimos las rutinas y los hábitos adecuados y utilizamos productos específicos, nuestros hijos podrán hacer una vida totalmente normal e igual a la del resto de niños.

Deja un comentario

¡Recibe las últimas ofertas!

Suscríbete de forma gratuita y recibe las últimas promociones de Farmarapid

(esta opción solo te aparecerá una vez)