• Lo compras hoy, lo recibes mañana

91 672 92 40

Carrito (0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

No tiene artículos para comparar.

Un pelo fuerte y sano: sí, se puede

Posiblemente es el pelo la parte de nuestro cuerpo que más define nuestra personalidad. Existen quienes están preocupadísimos por él, aunque también los hay que, directamente, no se preocupan, pues tienen cosas más importantes en las que pensar. Es respetable.

Sin embargo, nuestro pelo también transmite un mensaje no solo a los demás, sino también a nosotros mismos: ¿cuidamos nuestro cabello? O, en definitiva, ¿nos cuidamos, en general?

Hacemos malabares cada día con él y, en muchos casos, es cuando empieza a ralear que nos comenzamos a preocupar de verdad.

Un cabello fuerte y sano no es una quimera. ¿Sabes qué debes hacer para conseguirlo? En el post de hoy intentamos desarrollar un poquito más el mensaje que nos transmitió Vitónica en su día en esta otra entrada.

Un pelo más fuerte gracias a la mejora de nuestra alimentación

Ahora entiendes a qué nos referimos con cuidarte tú como también cuidar tu pelo, ¿verdad? Dicen que somos lo que comemos, y qué verdad es.


Lo primero que debemos hacer es beber más agua de la que bebemos habitualmente. Si siempre se recomiendan unos dos litros de agua diarios, nosotros no vamos a ser menos. No esperes a tener sed e intenta tener siempre una botellita de agua cerca, aunque sea pequeña. La inercia te hará cogerla de vez en cuando para dar un buen trago.

Las vitaminas y los minerales son esenciales para nuestro cuidado y, por lo tanto, el cuidado de nuestro cabello. Puedes encontrar vitaminas y minerales en frutas, verduras, cereales y lácteos, todos estos alimentos beneficiosos para nuestro organismo. Incluye en tu alimentación más productos de este tipo y una menor cantidad de aquellos que no te aportan nada.

Cómo tratar mi cabello para que crezca más fuerte y sano

Hay una serie de recomendaciones a tener en cuenta a la hora de tratar nuestro pelo de uno u otro modo:

  • Cuando lavemos nuestro cabello lo haremos con agua templada tirando a fría: el agua caliente o, lo que es peor, muy caliente, es muy dañina para el pelo.
  • Péinalo, pero hazlo con un cepillo de fibras naturales. Y si las puntas de las cerdas son redondeadas y de materiales también naturales, mucho mejor. También debemos procurar que en el momento del peinado nuestro cabello no esté mojado o muy húmedo, pues cuando el pelo es más débil y presenta una mayor tendencia a caerse.
  • Evitaremos los tintes siempre que sea posible, pues los alcoholes y demás sustancias nocivas que contienen dañarán tu cabello, secándolo al máximo: ¿por qué crees que los cabellos teñidos necesitan un cuidado específico a la hora de lavarlos?
  • Expondremos lo menos posible nuestro pelo a altas temperaturas: evitaremos secadores, planchas y tenacillas a la hora de peinarlo o las restringiremos a meras ocasiones especiales.
  • Debemos cortar nuestras puntas para sanear nuestro cabello cada dos o tres meses. De esta manera dejaremos que siga su curso natural y crezca más fuerte y sano.

Qué remedios naturales puedo usar para fortalecer mi cabello

Existen remedios naturales que nos ayudarán a conseguir un cabello más sano y fortalecido, al igual que podemos encontrar productos en el mercado que nos ayudarán a dar con la fórmula exacta para dar fuerza a nuestro pelo.

El romero, junto con el aceite de oliva, constituye una mezcla explosiva de hidratación para nuestro cuero cabelludo y nuestra melena. Tan solo debemos calentarlos juntos (preferiblemente en el microondas) y masajear nuestro cabello con este mix perfecto dos o tres días después.

Otra mezcla ideal que nos ayudará a lucir pelazo, es la miel y el aloe vera. Preparamos la mezcla con cristal de aloe vera y tres cucharadas soperas de miel. Lo aplicamos en nuestro cabello masajeándolo de manera circular, y a los 20 minutos aclaramos. Pero recuerda, lo haremos con agua templada (tirando a fría).

La vitamina E que contiene el huevo te hará lucir una bonita melena. De esta manera conseguiremos un pelo más fuertes, hidratado, brillante… incluso regenerado de todo daño. Tan solo batimos un huevo, lo aplicamos y lo dejamos actuar por 20 minutos, como la mezcla anterior. Podemos realizar este procedimiento un par de veces al mes sin problema.

Recuerda que el yogur natural también es ideal para tener un cabello fuerte y saneado. Estamos ante un alimento que ofrece proteínas, vitaminas y minerales a nuestro pelo. Además es un suavizante perfecto, si tenemos problemas de enredos. Lo aplicamos por toda la melena, lo dejamos actuar durante 15 minutos y lo aclaramos con agua fresca. Podemos llevar a cabo este tratamiento hasta tres veces al mes.

Utiliza un champú fortificante para el cabello

Aplicar los remedios naturales mencionados líneas más arriba está muy bien, pero solo nos estaríamos centrando en la parte nutritiva: la del suavizante o mascarilla. Pues éstas serían las funciones que cumplirían estos alimentos en el fortalecimiento del pelo.

¿Qué champús podemos utilizar que nos ayuden a fortalecer el cabello? Nosotros solemos recomendar marcas específicas que trabajan hasta el fin para evitar la caída del pelo, como es el caso de Klorane. Su champú fortificante a la quinina solemos recomendárselo a todos nuestros clientes siempre que vienen con problemas de caída y de cabello débil y quebradizo. No podíamos pasarlo por alto en un post como éste.

Coge una libreta y apunta cuáles de estas recomendaciones has adoptado ya y cuáles no y consigue un cabello mucho más sano, hidratado y fuerte. Esperamos que nos cuentes cuál ha sido tu experiencia.

¡Te esperamos!

Deja un comentario

¡Recibe las últimas ofertas!

Suscríbete de forma gratuita y recibe las últimas promociones de Farmarapid

(esta opción solo te aparecerá una vez)