• Lo compras hoy, lo recibes mañana

91 672 92 40

Carrito (0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

No tiene artículos para comparar.

Cómo evitar los piojos: ¡empieza el cole!

Ha empezado el cole, hay que afrontarlo: revisar que ya tenemos todos los libros, adaptarse al nuevo horario de los niños, domiciliar las extraescolares, no olvidar meter el karategui en la mochila, salir de casa un poco antes por la mañana para no coger mucho atasco... una maravilla. Sin embargo, los avatares de volver al cole pueden ser hasta románticos si nos ponen delante otro de los males de la rentrée, la que podría haber sido la undécima de las plagas de Egipto, aquello que solo mencionarlo ya produce picores: las plagas de piojos.

Todas esas cabecitas se juntan de nuevo en el cole, para compartir experiencias veraniegas, inventar nuevas travesuras y, por supuesto, compartir piojos. Estos días de octubre estamos ante una plaga de insectos que pueblan los cueros cabelludos de los más pequeños de la casa. Y ojo, porque los piojos se propagan por tierra, mar y aire, y por más vías en las que ni siquiera nos hemos parado a pensar: gorros, peines, almohadas, y todos aquellos lugares donde los niños apoyan la cabeza.

Es por eso que debemos prevenir los piojos siguiendo una serie de recomendaciones y soluciones que desde Farmacia Rivero vamos a darte. ¡Sigue leyendo!

Pelo recogido o corto para prevenir los piojos

Los piojos siempre buscan el lugar más cálido de nuestra cabeza para “acampar”. Y esos lugares son siempre detrás de las orejas y en la zona de la nunca, siempre y cuando, eso sí, llevemos el pelo suelto. Sin embargo, al llevarlo recogido, estas zonas se harán más frescas, y será menos probable que a estos insectos les dé por poblar las cabezas de nuestros pequeñajos.

Llevarlo recogido es una buena opción, pero llevarlo corto, estilo chico, es mejor todavía: nuca y orejas quedan despejadas y, a la vez, al no tocarse los cabellos entre sí, a los piojos les resulta más difícil desplazarse por la cabeza de nuestros hijos.

Evitando los piojos con vinagre y limón

En ocasiones, que un niño sea más propenso a coger piojos y otro no los coja nunca (o en contadas ocasiones), suele ser cuestión de pH. Nos explicamos: cuando el pH de la piel es más ácido, hay menos probabilidades de infectarse de piojos. Y viceversa.

Una forma de hacer más ácido el pH de la piel, es utilizando vinagre y/o limón, en este caso, en el cuero cabelludo y melena de nuestros pequeños. Dos buenos aliados que no podemos pasar por alto.

Impedir la aparición de liendres revisando nuestro cabello

Es importante que cada semana (o, en su defecto, cada quince días) examinemos bien el cuero cabelludo de todos los miembros de la casa, no solo de los peques. Sobre todo nos centraremos en la zona del cuero cabelludo y aquellas partes del pelo más cercanas a la raíz.

Funcionan muy bien los tratamientos de champú antipiojos y de spray protege piojos. Al niño le puedes poner a ver la televisión, o a leer, o con un videojuego (garantía de que se está quieto), mientras los piojos caen asfixiados. Y por las mañanas, antes de ir al colegio, rociar su cabecita con un spray protege de piojos.

Una vez que termina el tratamiento, incluso días después, encontrarás puntitos blancos adheridos a los pelos, o sea, liendres, que se pueden quitar con la lendrera (algunos lo llaman liendrera, pero los señores de la RAE dicen que es con "e", habrá que hacerles caso...). Mucha paciencia con esto. Habrá incluso que quitarlos con la mano, como los monitos.

Higiene exquisita en ropa y complementos del niño

Es muy común que, cuando nuestros nenes tienen piojos, estos campen a sus anchas en todos aquellos lugares donde se establece contacto con su cabeza. Debemos prestar atención especialmente a:

  • Gorros,
  • Bufandas,
  • Sombreros,
  • Toallas con las que les secamos el pelo.
  • Almohadas y sábanas donde duermen nuestros hijos.
  • Todos aquellos lugares donde el niño apoya la cabeza (o que utiliza en su cabeza).

Existe un sinfín de recomendaciones para prevenir la aparición de piojos en las cabezas de nuestros peques. Si quieres saber más, los CDC han creado una especie de decálogo con consejos y pautas para evitar las plagas de piojos.

Prevenir los piojos con productos específicos para ello

Es importante aclarar, llegados a este punto, que la suciedad no está ligada a la infección de liendres y piojos: más bien al contrario. Estamos ante un tipo de parásitos que prefiere, de hecho, cueros cabelludos limpios donde campar.

Lo ideal es prevenir este tipo de plagas ahora que empieza el curso escolar. Antes de que en casa empiecen a rascarse la cabeza como si no hubiera mañana, convendría utilizar un repelente de piojos o antipiojos.

Hay productos antipiojos disponible en forma de spray o en forma de espuma. La idea es aplicarlo a diario en el cabello de nuestros hijos antes de que marchen al cole: la eficacia de estos repelentes suele tener una duración de 5 días, pero no debemos fiarnos de este dato, pues con la humedad pierden bastante eficacia y es fácil que ésta aparezca a nada que el crío sude o, simplemente, exista humedad en el ambiente.

Si a tu hijo le pones el spray anti-piojos antes de ir al colegio, es probable que cuando llegue a la fila se queje de que le huele el pelo a spray (una queja nueva...), dile que para la hora del recreo ya no olerá a nada, que tenga paciencia, y que estáis evitando que vuelvan los piojos a darle la lata.

Al final la mejor solución contra los piojos es: loción, champú, lendrera y mucha paciencia. Los piojos terminarán yéndose (aunque sea por puro aburrimiento).

¿Has revisado ya el cuero cabelludo de tus hijos? ¿Cómo previenes tú la aparición de liendres y piojos? Cuéntanos tu experiencia en Comentarios y, si te ha servido este post, ¡compártelo!

Deja un comentario

¡Recibe las últimas ofertas!

Suscríbete de forma gratuita y recibe las últimas promociones de Farmarapid

(esta opción solo te aparecerá una vez)