• Lo compras hoy, lo recibes mañana

91 672 92 40

Carrito (0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

No tiene artículos para comparar.

Estreñimiento en recién nacidos: cómo detectarlo y posibles tratamientos

Damos a luz y, especialmente, en aquellos casos en los que somos papás y mamás primerizos, no sabemos muy bien la razón por las que nuestro hijo actúa de una u otra manera.

Y son los temas digestivos los que más nos traen de cabeza.

Saber si nuestro bebé sufre estreñimiento, por qué ocurre esto y cómo debemos tratarlo forman parte de las tres preguntas clave que cualquier mamá y cualquier papá se haría, llegado el caso.

Estreñimiento en lactantes: cómo saber si mi bebé está estreñido

Es importante saber qué es lo habitual en el crío. Si estamos acostumbrados a que haga deposiciones después de cada comida, esto será la normal. Si deja de hacerlo por dos comidas o tres seguidas, posiblemente el bebé estará experimentando problemas de estreñimiento.


El funcionamiento digestivo de un crío, al igual que en los adultos, dependerá de varios factores: el tipo de alimentación que lleve, nivel de actividad física y la rapidez en digerir los alimentos.

Al final, el saber si tu bebé sufre estreñimiento o hace deposiciones con normalidad dependerá de sus hábitos habituales a los cuáles los papás ya estaréis acostumbrados. Aun así, existen dos trucos para averiguarlo: o bien las deposiciones han sido menos frecuentes, es decir, no ha evacuado durante dos o tres días; o bien, las heces que ha hecho son duras y secas, aunque haya hecho deposiciones con la misma frecuencia.

Estreñimiento en recién nacidos: causas principales

Cuatro son las principales causas por las que nuestro enano podría estar sufriendo estreñimiento y, por lo tanto, un atasco digestivo:

  • Deshidratación: cuando nuestro sistema digestivo no se hidrata bien con líquidos como el agua, éste absorbe los niveles de líquidos de los alimentos sólidos que tomamos. De esta manera, los restos que deposita el crío serán secos y duros.
  • Ingesta de leches preparadas: cuando el crío toma leche materna, la naturaleza hace que haga deposiciones con normalidad, debido a los componentes perfectos de este tipo de leche. Sin embargo, si administramos al niño leche de fórmula, lo más probable es que alguno de los ingredientes le esté causando este estreñimiento.
  • Toma de alimentos sólidos: forma parte del proceso de nutrición y crecimiento el hecho de que el niño experimente ligeros brotes de estreñimiento cuando empezamos a darle comida sólida. Lo primero que solemos darle a los bebés es cereal de arroz, un alimento bajo en fibra. Otra causa sería que, al dejar de amamantar al pequeño, éste se deshidrate (y volveríamos al primer punto, la primera causa que comentábamos).

De todos modos, si ninguna de estas razones hubiera contribuido al estreñimiento del niño, lo mejor será consultar el problema con un profesional.

Estreñimiento en lactantes: ¿cómo debemos tratarlo?

Es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora de tratar el estreñimiento en bebés recién nacidos.

  • Consulta a tu médico. Es el primer consejo que solemos dar. Cada niño es un mundo, y el tratamiento será diferente, dependiendo de cuál sea la razón que causa el estreñimiento.
  • Procura mantener activo al niño. Si el crío ya ha empezado a gatear, será muy beneficioso que lo animes a que se mueva, y si puedes hacer que mueva de arriba abajo sus piernas cuando está tumbado bocarriba mejor.

Estreñimiento infantil: cambios en la alimentación

Es importante que realicemos una serie de cambios en la alimentación del niño si ésta tiene que ver con las razones que le están ocasionando el estreñimiento:

  • Cambia la leche preparada con que le estás alimentando: siempre consultando al pediatra, obviamente. Miraremos de comprar productos que no contengan el ingrediente que podría estar ocasionándole al niño el estreñimiento.
  • Añade leche materna a su alimentación habitual. Como hemos dicho, la leche materna tiene la mezcla perfecta de grasa y proteínas que el bebé necesita. Pregunta al pediatra si puedes añadir un poco de leche materna a la alimentación habitual del niño.
  • Dale más fibra. La fibra acelera los procesos digestivos, por lo que evitaremos alimentos que estriñen como el plátano, la zanahoria o el arroz, y aumentaremos aquellos que más fibra tienen: zumo de ciruela, papilla de frutas en la que incluyamos albaricoque, etc.

Masajes para aliviar el estreñimiento en el niño

Los masajes resultan muy útiles a la hora de tratar el estreñimiento en bebés, y podemos realizarlos de maneras diversas:

  • Realizando un movimiento de arrastre: consiste en masajear al crío la barriguita en posición boca arriba, con movimientos de barrido desde las costillas hasta la parte baja de la tripa, presionando siempre con suavidad.
  • Variando el anterior: sujetamos sus tobillos con una mano y, con la otra, masajeamos su pancita con movimientos profundos y en círculos, imitando las agujas del reloj.
  • Utilizando las dos manos. En esta ocasión colocamos al niño boca abajo. Con una mano en la espalda, y la otra en su vientre, presionaremos suavemente la zona. Recomendamos utilizar algo que le mantenga entretenido, un juguete por ejemplo: a los críos no les gusta estar en esta posición.
  • Flexión de piernas: flexionamos, en posición boca arriba, las piernas del pequeño, hasta que sus rodillas toquen su tripita. Volvemos a extenderlas y repetimos varias veces.

Estos solo son algunos ejemplos de los masajes que podemos realizarle al enano en la tripita para aliviar sus problemas de estreñimiento, pero existen más.

¿Sufre tu bebé de estreñimiento infantil? ¿Sabes ya por qué le está ocurriendo? ¿Cómo le has ayudado a tratarlo? Cuéntanoslo en los Comentarios. ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

¡Recibe las últimas ofertas!

Suscríbete de forma gratuita y recibe las últimas promociones de Farmarapid

(esta opción solo te aparecerá una vez)