• Lo compras hoy, lo recibes mañana

91 672 92 40

Carrito (0)

No tiene artículos en su carrito de compras.

No tiene artículos para comparar.

Enfermedades Cardiovasculares

 

Debido a la celebración el 14 de marzo del día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular vamos a ver en este artículo la incidencia y el desarrollo de las principales enfermedades cardiovasculares, los principales factores de riesgo que intervienen en el desarrollo de estas y, las medidas que podemos adoptar para reducir estos riesgos.

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de discapacidad y muerte prematura a nivel mundial. Cada año mueren aproximadamente 17 millones de personas en el mundo debido a una enfermedad cardiovascular, siendo predominantes los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares. En Europa, suponen alrededor de  1,9 millones de muertes al año.

De todos estos casos, hay que tener en cuenta un dato significativo y es que un 46% de estas muertes corresponden a personas menores de 70 años.

Se calcula que estos datos podrían reducirse hasta en un 80% controlando los principales factores de riesgo: tabaquismo, dieta poco saludable y ausencia de actividad física.La principal causa de las enfermedades cardiovasculares se debe a la aterosclerosis, es decir, se debe al acúmulo de depósitos de grasa en las paredes arteriales. Estos depósitos se denominan placas de ateroma y provocan que las arterias se vuelvan más gruesas y rígidas, lo que se traduce a una restricción del flujo de sangre. Así, se pueden producir: accidentes cerebrovasculares (por coagulación o por sangrado), cardiopatías isquémicas y cardiopatías hipertensivas. El “peligro” de la formación de las placas de ateroma es que estas comienzan de forma silenciosa, sin demostrar ningún síntoma, en etapas de la vida más joven y, con un progreso gradualmente. De ahí la importancia de tomar medidas preventivas y saludables para reducir este riesgo cardiovascular.

corazon

Otras enfermedades cardiovasculares de menor prevalencia son: las cardiopatías reumáticas o congénitas, la trombosis venosa profunda, la embolia pulmonar y el síndrome metabólico que tiene que cursar con al menos tres de estas condiciones: hipertensión arterial, hiperglucemia, obesidad abdominal o niveles altos de colesterol y/o triglicéridos.

Los 10 principales factores de riesgo que intervienen en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares en España son:

  1. - Tabaquismo
  2. - Hiperglucemia en ayuno
  3. - Presión sistólica elevada (presión máxima que ejerce el corazón mientras late )
  4. - Índice de masa corporal elevado
  5. - Riesgos asociados a una mala alimentación
  6. - Consumo de alcohol
  7. - Niveles de colesterol LDL ( o colesterol “malo”) elevados
  8. - Riesgos ocupacionales
  9. - Contaminación del aire
  10. - Insuficiencia renal.

La mayoría de estos riesgos son los denominados factores de riesgo modificables, es decir, que podemos poner de nuestra parte para reducirlos y reducir así la probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular.

Entre los factores no modificables están la edad, el sexo, el origen o los antecedentes familiares de una persona.

Aunque las enfermedades cardiovasculares se producen casi por igual en hombres que en mujeres, los datos indican que en hombres se producen a una edad más temprana.

Los antecedentes familiares como la hipercolesterolemia familiar, la hipertensión arterial o la diabetes tipo 2 hacen que aumente el riesgo cardiovascular.

Según las estadísticas mundiales de desarrollo de enfermedades cardiovasculares se ve que las personas originarias del sur de Asia, de África o de la zona del Caribe tienen un mayor riesgo cardiovascular.

Cálculo del riesgo cardiovascular:

En España uno de los sistemas que se recomiendan para poder evaluar el riesgo cardiovascular es SCORE (Evaluación Sistemática del Riesgo Coronario). Estas tablas se utilizan de forma complementaria junto a las características individuales de cada persona.

Puede consultar estas tablas en el siguiente enlace HeartScore®: https://www.heartscore.org/es_ES/access

Las principales causas del desarrollo de enfermedades cardiovasculares son: dislipemias, hipertensión arterial e insuficiencia cardiaca. Vamos a desarrollar brevemente estas afecciones:

DISLIPEMIAS

displemiasLas dislipemias son el exceso de lípidos o grasa que se acumulan en la sangre: colesterol y triglicéridos que, favorecen los depósitos de grasa en las paredes de las arterias.
Estos depósitos o placas de ateroma pueden causar enfermedades cardiacas como el infarto de miocardio y enfermedades circulatorias como las embolias cerebrales.

Mediante análisis de sangre podemos medir los niveles de colesterol y de triglicéridos.

Los niveles de colesterol se dividen principalmente en dos tipos: colesterol LDL o “malo” que es perjudicial para el individuo y forma la capa grasa en las arterias y, el colesterol HDL o “bueno” que tiene un efecto beneficioso en nuestro organismo.

Valores de los niveles de colesterol y triglicéridos:

tabla

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

hipertension

La hipertensión arterial es la elevación de los valores de presión arterial por encima de los valores establecidos como normales.

Supone un factor de riesgo cardiovascular ya que aumenta las posibilidades de padecer enfermedades cardiacas graves como el infarto de miocardio.

Los límites considerados normales de presión arterial son si la presión arterial sistólica o “máxima” está por debajo de 120 mmHg y por debajo de 80 mmHg para la presión arterial diastólica o “mínima”.

Si la máxima esta entre 120 y 139 mmHg y la mínima entre 80 y 89 mmHg se considera un caso de prehipertensión que, normalmente se puede controlar con cambio de hábitos en el estilo de vida o en la dieta.

Si la presión arterial sistólica es mayor de 140 mmHg y la diastólica  de 90 mmHg, ya se considera que la persona padece hipertensión arterial y necesita, además de los cambios en la dieta y en el estilo de vida, un seguimiento farmacológico.

INSUFICIENCIA CARDIACA

insufficiencia_cardiaca

Es una enfermedad frecuente del corazón que supone que nuestro corazón tiene menos fuerza para bombear la sangre que una persona sana. Esto puede provocar dificultad para realizar ciertas actividades (subir escaleras, correr, etc.) y, un mayor cansancio o facilidad para que se nos hinchen las piernas.

Padecer insuficiencia cardiaca se puede deber a ciertas causas como un ataque previo al corazón, arritmias, alguna enfermedad relacionada con la musculatura del corazón o con sus válvulas.

Pero, pese a ser una enfermedad crónica que requiere de tratamiento médico, siempre existe la posibilidad de mejorar aspectos de nuestra vida diaria que van a conseguir que nuestra calidad de vida mejore y que se reduzca el riesgo de un empeoramiento.

MEDIDAS PREVENTIVAS QUE PODEMOS TOMAR PARA REDUCIR NUESTRO RIESGO CARDIOVASCULAR

A continuación, vamos a ver qué medidas podemos tomar en nuestro día a día que pueden conseguir que se reduzca significativamente el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Tabaquismo

Dejar de fumar. Es un proceso difícil y que puede requerir ayuda profesional pero que nos va ayudar a reducir en un alto porcentaje el riesgo cardiovascular. Puede consultar nuestro blog sobre el Tabaquismo, sus riesgos y consejos para dejar de fumar.

tabaquismoCambios en la dieta

La dieta es uno de los factores más importantes a controlar.

Las grasas ingeridas tienen que constituir como máximo un 30% de las calorías diarias que consumimos, de las que, como máximo un 10% pueden ser grasas saturadas.

Además, la sal debe suponer como mucho 5 g al día.

alimentacionActividad física

Se recomienda al menos 30 minutos al día de una actividad moderada como salir a caminar.

ejercicio

Control de peso

Las personas que padecen sobrepeso deben reducir su ingesta calórica y aumentar el nivel de actividad física para conseguir reducir su Índice de Masa Corporal.

peso

Consumo de alcohol

Hay que reducir el consumo para poder mantener una vida saludable y con menor riesgo cardiovascular.

alcohol

Uso de medicamentos

Hay que mantener las pautas para la correcta administración de los tratamientos farmacológico y llevar el seguimiento médico adecuado.

medicamentos

En este artículo hemos querido resaltar la alta incidencia de enfermedades cardiovasculares, sus principales causas y las medidas que podemos adoptar para reducir el riesgo cardiovascular.

Recuerda siempre acudir a un profesional sanitario que te ayudará a mejorar tu calidad y hábitos de vida para conseguir reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Deja un comentario

¡Recibe las últimas ofertas!

Suscríbete de forma gratuita y recibe las últimas promociones de Farmarapid

(esta opción solo te aparecerá una vez)